lunes, 6 de febrero de 2012

PIB en España: Producto Interior Bruto

Uno de los mejores indicadores para medir la salud económica de un país es el Producto Interior Bruto, un valor que a grandes rasgos mide la producción total tanto de bienes como de servicio para un periodo determinado.

De esta forma una reducción del producto interior bruto implica una merma en esta producción típicamente asociada a un menor nivel de consumo en el país. Y esta es precisamente la situación en la que se encuentra España.

El último trimestre del pasado año 2011 se cerró con una caída en el PIB trimestral del 0,3%, y aunque el registro final para el PIB durante 2011 fue del 0,7% en positivo, las estimaciones del FMI para los próximos dos años suponen una recesión del 1,7% para 2012 y del 0,2% para 2013.


De esta forma las expectativas nos llevan a la conocida recesión técnica, es decir, la concatenación de dos trimestre con crecimiento negativo.

¿Y en que se traducen estos términos económicos para el bolsillo de las familias españolas? Pues parece bastante claro que si la producción continua disminuyendo las empresas tendrán que prescindir de empleados, lo que significa mayor paro.

El turismo podría ser una atisbo de esperanza, ya que en nuestro país el sector servicios tiene un peso considerable, y como se ha comentado en otras ocasiones la inestabilidad internacional convierte a España en un lugar privilegiado para el turismo europeo.

Mientras tanto tal vez sea el sector público el que deba tirar del carro hasta que la empresa privada empiece a mostrar síntomas de recuperación. Lo que no está tan claro es que el Gobierno esté dispuesto a apostar por este sector en la actual situación.

Más información en España se asoma a la recesión.

2 comentarios:

Berto Garcia dijo...

No se si los empresarios seran serios con la reforma y terminan por contratar gente sin pensar en el despido facil

Carlos dijo...

Hola Marco, estoy completamente de acuerdo con lo que dices, ellos son muy buenos amigos del dinero y cuando el dinero tiene amigos así, no se sabe lo que pase con él. Adiós, hasta luego.